Actualidad·Alimentos·El Planeta·Energía y Recursos·Informate·SaludyAlimentacion

“La Confusión del Veganismo”

 

Claudio Bertonatti*,escribió un artículo de opinión titulado “La Confusión del Veganismo”, en el cuál habla de las muertes de animales silvestres que se dan al ser desplazados de su hábitat, utilizado para el cultivo de alimentos.

Menciona que “No existe el desarrollo humano con impacto ambiental cero: para que nosotros podamos vivir muchas formas de vida deben morir.”

Fue vegetariano y volvió a ser omnívoro después de comparar los campos agrícolas con los ganaderos, en los primeros la vida silvestre no tiene lugar al ser drenados los esteros, arroyos y riachos, además de los agrotóxicos que se utilizan para mantenerlos alejados de los cultivos, mientras en los campos ganaderos los animales del lugar pueden convivir.

No deja de lado la crueldad con la que se mata a los animales para consumo, pero indica que “cuando uno es sensible, hasta la eutanasia programada duele” y que así cómo se puede aplicar “muerte humanitaria” (inmediata, sin maltrato, crueldad o agonía), la misma oportunidad la deberían tener los “miles de animales silvestres que mueren cotidianamente envenenados por el uso de agroquímicos, mal heridos o baleados por los cazadores asociados con la defensa de los cultivos o los que quedan hambrientos y sin refugio porque su ambiente fue arado.”

Después de todo esto, esta claro que ser vegano no hace que no mueran animales, pero totalmente no hace que mueran más animales, y mucho menos que sufran más animales, ya sean “silvestres” o “domésticos”.

Para mí decir que debemos preocuparnos más por los animales silvestres porque los animales domésticos “están fuera de peligro de extinción porque se crían a gran escala” , es como decir que podemos seguir matándonos entre nosotros porque no estamos en peligro de extinción, es más, somos demasiados.

Así cómo los cultivos de alimentos dejan sin hogar a los animales, los campos ganaderos no solo los dejan sin hogar o con espacio reducido, también dentro de ese espacio crecen animales, seres vivos que pasan por torturas, por encierro, por maltrato, por dolor y por una muerte espantosa.  ¿Por qué una vida debe valer más que otra?

Seguiré siendo vegetariana, porque mi razón para serlo es el estar en contra de las condiciones en las que estos animales se ven obligados a pasar su vida y la espantosa manera en la que mueren, porque el impacto ambiental de los cultivos orgánicos no puede ni siquiera compararse con el impacto de la producción ganadera.

En la naturaleza hay un orden perfectamente establecido donde cada ser tiene una función especifica, predadores, depredadores, herbívoros, carnívoros, omnivoros, todos cumplen su función sin alterar su entorno, sin la necesidad de “producir” más de lo que existe.

Hay maneras sustentables de agricultura y ganadería, estamos en muy buen camino empezando con los cultivos orgánicos, pero debemos ir más allá, ver cómo funciona la naturaleza y aprender de ella. Ver de una vez por todas que el desarrollo no significa producción, significa darnos cuenta de la función que tenemos en la tierra como especie y realizarla.

¿Ustedes que opinan?

*Museólogo. Docente de la Cátedra Unesco de Turismo Cultural, la Escuela Argentina de Naturalistas y de la Universidad del Museo Social Argentino. Consejero de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y asesor de la Fundación de Historia Natural ‘Félix de Azara’.

Imagen de noticiasagropecuarias.com

Anuncios

Un comentario sobre ““La Confusión del Veganismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s