Actualidad·El Planeta·Informate

22 de marzo, día mundial del agua (no hay nada que festejar)

water being poured

Cada 22 de marzo desde 1993 se celebra el Día Mundial del Agua, el líquido vital con el que preparamos alimentos, nos aseamos, nos hidratamos, pero también desperdiciamos.

Es una realidad, el consumismo ha hecho que el uso de agua para la producción agrícola, ganadera, textil, etc. se haya incrementado tanto que para el 2030 habrá un déficit del 40% según el informe presentado por la UNESCO el pasado viernes.

Este año el tema del Día Mundial del Agua es: “Agua y Desarrollo Sostenible”: “La humanidad necesita agua. Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca. El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente.” ONU.

Hermosas y ciertas palabras, pero no nos olvidemos de la otra realidad, aún existen en el mundo 748 millones de personas sin acceso a agua potable, mientras se desperdician y contaminan miles de galones de agua diariamente.

Y en que se va toda el agua, pues bien, desde una hamburguesa hasta una camiseta, el agua esta presente en la mayoría de procesos productivos, como en el riego del pasto que alimenta los millones de animales que son criados para consumo humano.

Por supuesto la solución no será dejar de producir, pero si producir de manera sostenible, responsable y consciente. Debe existir un compromiso por parte del sector productivo para que el agua sea tratada como lo que es, un recurso natural vital, que debe ser saneado después de su uso y a la ves protegido de la contaminación de las grandes farmacéuticas, multinacionales, compañías sin escrúpulos que no se dan cuenta que ellos también necesitan de esa agua para vivir, que todo el dinero que han obtenido e intentan obtener no podrá calmar su sed cuando no tengan que beber.

Pero así también los consumidores debemos abrir los ojos y darnos cuenta de la gran parte que tenemos en esta cadena de contaminación, ya que es gracias a la excesiva demanda de productos innecesarios, el aumento de la cantidad de basura que producimos, el desperdicio diario del agua de manera inconsciente, el excesivo consumo de carne y la falta de interés y preocupación de los habitantes de este planeta que nuestra fuente de vida esta agotándose.

No es un feliz día para el agua, ni para todos los seres humanos y no humanos que habitamos este planeta. Es hora de dejar de nombrar días para festejar y empezar a ver las cosas como son, no como creemos que son, ponernos manos a la obra y escoger otro camino, el de cuidar nuestro hogar, o ¿acaso tendremos que llegar a pelear por agua para que nos lo creamos?

Anuncios

Un comentario sobre “22 de marzo, día mundial del agua (no hay nada que festejar)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s