Actualidad·Energía y Recursos

Suiza también le dice no a la energía nuclear

Beznau, la planta nuclear más antigua de Suiza. | Afp

Después de lo ocurrido en Fukushima, Japón, los países que hacían uso de la energía nuclear empezaron a darse cuenta de los riesgos que esta trae y a cerrar sus plantas.

El primer país en hacerlo de manera radical fue Alemania, quien en mayo de este año anunció que se cerrarán todas las plantas nucleares del país hasta el año 2022. Ahora es  Suiza quien también hace su parte prohibiendo la construcción de nuevas centrales atómicas y dejando las cinco preexistentes, con permisos para funcionar hasta el 2034.

Esta decisión es histórica ya que, actualmente, el 40% de la energía producida en Suiza viene de sus plantas nucleares. El primer reactor en detenerse será el de Beznau (al norte del país) en 2019. Exactamente allí más de 20.000 personas llegadas de todos los cantones se manifestaron contra las centrales nucleares el pasado domingo.

Este abandono progresivo de la energía nuclear le costará a los suizos entre 2.200 y 3.800 millones de francos (entre 1.800 y 3.100 millones de euros), según estimaciones del Gobierno.

Se reemplazara el gran volumen de energía que actualmente producen las centrales nucleares con el incremento de energías renovables como la hidroeléctrica, la cogeneración por calor así como las centrales de gas de ciclo combinado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s