Actualidad·El Planeta

Países defensores de la caza de ballenas impiden la creación de un santuario

Japón, Islandia, Noruega y varios países caribeños y africanos abandonaron la última reunión plenaria de la Comisión Ballenera Internacional (CIB) cuando el presidente propuso la votación para la creación de un santuario de ballenas en el Atlántico Sur.

La propuesta realizada por Argentina y Brasil, tendrá que esperar hasta el próximo plenario del CIB que se celebrará en el 2012 en Panamá.

No es la primera vez que el grupo de naciones defensoras de la caza de ballenas rechazan la aprobación de una zona protegida para estos animales, alegando que no existen bases científicas.

Durante el encuentro, además, Japón ratificó que su flota ballenera volverá a las aguas de la Antártida, después de haber suspendido con antelación este año su caza anual por el acoso de las asociaciones ecologistas.

“Estamos debatiendo cómo podemos enviar de vuelta a nuestros barcos al Océano Antártico”, señaló el comisionado japonés Joji Morishita, mientras la organización ecologista Sea Shepherd, que forzó la retirada de la flota japonesa, se comprometió a desplegar de nuevo activistas en la zona, según la cadena BBC.

Aunque la caza comercial de ballenas está prohibida desde 1986, diversas excepciones han permitido que países como Japón, Islandia y Noruega continúen con las capturas.

Imagen: efeverde.com  

Anuncios

Un comentario sobre “Países defensores de la caza de ballenas impiden la creación de un santuario

  1. Todo Goliat tiene su David.
    Con el mismo descaro de cada año Japón y el grupo de países balleneros hace lo que les place. Ahora debemos esperar a la próxima reunión, eso significa no haber logrado nada a favor de las ballenas y dejar para el 2012 lo que no se resolvió hoy. Es la misma historia siempre. La burocracia, como ya hemos visto desde 1986 cuando se puso en vigencia la maltrecha moratoria que ninguno respeta, es capaz de matar tantas ballenas como los arpones mismos.

    Estoy de acuerdo con los Sea Shepherd en tomar acción por sus propios medios, de lo contrario y como hemos visto hasta ahora, nunca habrá un acuerdo unánime a favor de estos inteligentes mamíferos marinos, los países miembros de la CBI (comisión ballenera internacional) solo se pondrán de acuerdo en la conservación cuando no haya ballenas en los océanos, cuando ya no quede un solo cetáceo que cazar, cuando ya no haya nada que conservar.

    Como es posible que Japón, Islandia, Noruega e Islas Feroe decidan ignorar las normas dispuestas por la CBI en todas esas cumbres realizadas desde su aparición y tener la osadía de querer proteger su sangrienta empresa con patrullas armadas, solicitar a otros países que actúen contra Sea Shepherd, entre otras inefables acciones (Japón).

    La impotente CBI debe sentirse bastante mal, o por lo menos debiera. Al presenciar la actitud de los delegados de Japón, Islandia, Noruega, estados caribeños y africanos que se levantaron de la mesa cuando el presidente propuso la votación para la creación de un santuario ballenero en el Atlántico sur. Todo esto para evitar que hubiera quórum.

    Así de mal nos sentimos todos los que pugnamos por la conservación. Al ver como estos matadores pasan sobre nuestras ideas y sobre los cadáveres de las ballenas.
    Japón tilda de terroristas a los Sea Shepherd, en realidad son ellos, los balleneros, los reales terroristas, al violar descaradamente las disposiciones de la CBI.
    Hay que crear una “policía ballenera”, un organismo supra nacional integrado por miembros de los países que representan la CBI, una entidad que haga cumplir las reglamentaciones dictadas por su ente creador. Hay que sancionar con carácter retroactivo a todos los infractores y confiscar sus embarcaciones para garantizar de esta forma que estos buques no produzcan más muertes. Los mismos serán despojados de su utillaje para faenar ballenas y se podrá sustituir por el equipamiento necesario para hacer turismo de avistamiento que es una alternativa no letal para las ballenas y un negocio lucrativo para los desarrolladores del mismo.

    Esta es una idea a grandes rasgos de lo que podría ser una alternativa a la caza de cetáceos, sería bueno que tengamos ballenas por muchos años más ya que las mismas juegan un papel fundamental en los ecosistemas a que pertenecen. Crear un desastre ecológico como el que estamos promoviendo al eliminar varias, muchas o todas las especies de cetáceos solo provocará una estancia menor del ser humano sobre esta, nuestra casa, la que paradójicamente nos empeñamos en destruir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s