Actualidad

2011: Año Internacional de los Bosques

Logo del Año internacional de los bosques. Imagen: ©Organización Naciones Unidas.

Así como 2010 fue el Año internacional de la biodiversidad, este 2011 que comienza también tiene una causa para abrazar: la Organización Naciones Unidas lo declaró el Año internacional de los bosques, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia económica y ambiental que tienen estos espacios para la sostenibilidad del planeta, y la necesidad de su conservación y manejo sostenible.

Se estima que los bosques cubren el 31% de la superficie terrestre y que son el hogar del 80% de la biodiversidad existente, al tiempo que el comercio de sus productos mueve más de 300 mil millones de dólares por año, dando sustento a más de 1600 millones de personas que dependen de éstos para vivir.

Adicionalmente, los bosques son vitales para el control del clima en el planeta. De acuerdo a la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), los mismos absorben un millón de millones de toneladas de carbono a nivel global y ayudan a regular los flujos de agua y lluvias.

Pero, como sabemos, la deforestación ocasionada por el avance de las fronteras agrícolas (desmonte de bosques para cultivo de granos o cría de ganado) y por la producción de madera ilegal está destruyendo enormes extensiones de bosques cada día. Más de 130 mil kilómetros cuadrados de bosques se pierden por año debido a la deforestación, lo cual a su vez es responsable del 20% de las emisiones globales de gases (el carbono almacenado por los árboles es despedido por los mismos cuando mueren), también según cifras de la FAO.

En este escenario, el Año Internacional de los Bosques busca “incrementar la conciencia pública de los problemas que afectan a muchos de los bosques del mundo y a las personas que dependen de ellos. […] El Año constituye un medio para aunar voces e impulsar una mayor participación pública en las actividades forestales de todo el mundo”.

Si bien este tipo de fechas son más simbólicas que significativas, las mismas sirven para poner estos temas en el foco de los medios de comunicación y de las personas alrededor del mundo, y eso tiene su mérito. Pero además, cada uno de nosotros podemos involucrarnos en este tipo de causas desde nuestro lugar. Acá van algunas acciones para poner en práctica:

  1. Disminuye tu consumo de madera y papel, cuya producción requiere la tala de árboles.
  2. Cuando tengas que consumir estos recursos, elige maderas y papel certificados con el sello FSC, que asegura que los mismos vengan de bosques manejados en forma sustentable. Evita por todos los medios el consumo de madera de dudosa procedencia.
  3. Cuídate de consumir carne y cuero proveniente de zonas en conflicto como el Amazonas.
  4. Dona tiempo o dinero a organizaciones ambientales que estén luchando contra la deforestación y la conservación de bosques. El sitio WiserEarth.org (disponible en español) tiene un gran directorio de organizaciones, incluyendo a más de 1600 relacionadas a conservación de bosques en todo el mundo. Ingresando la palabra ‘bosques’ y tu país o ciudad, puedes encontrar alguna institución trabajando cerca tuyo para contactar.
  5. Esparce el mensaje entre familiares y amigos para crear mayor conciencia sobre la importancia de los bosques.

¿Qué otras acciones se te ocurren para cuidar a los bosques del planeta?

Más sobre el Año internacional de bosques en el sitio oficial.

Artículo publicado por descubreelverde

Anuncios

4 comentarios sobre “2011: Año Internacional de los Bosques

  1. 2011 Año Internacional de los Bosques. No de los Cultivos Forestales

    Arba, organización que viene luchando desde hace años por la defensa y recuperación de los bosques autóctonos, durante éste Año Internacional de los Bosques, desarrollará su trabajo en dar a conocer la diferencia entre bosque y cultivo forestal, ya que no se pueden meter los dos conceptos en el mismo saco como viene haciendo la ONU, la FAO y otros organismos oficiales y empresariales, tanto en el ámbito internacional como estatal.

    Un bosque es un ecosistema natural complejo, dominado por especies arbóreas autóctonas locales y su vegetación acompañante, animales, hongos y microorganismos del suelo. Todos estos elementos establecen entre sí interrelaciones perdurables en el tiempo, autoabasteciéndose sin necesidad de la intervención del ser humano

    Un cultivo forestal, que es una plantación de especies vegetales de interés comercial, alineadas, de la misma edad y por regla general alóctonas de la zona, ya que se encuentran fuera de su área geográfica natural. Lo que la FAO gusta en llamar “bosques plantados”.

    Esta diferencia es importantísima, plantear, como intencionadamente se viene haciendo, de que un cultivo forestal es igual o más importante que un bosque, tan sólo sirve a los intereses de las empresas forestales, madereras, del papel o productoras de aceite de palma, que están deforestando grandes extensiones de bosques autóctonos en todo el mundo para imponer sus cultivos.

    La destrucción de los bosques y selvas y la sustitución de estos por plantaciones de cultivos forestales, que en la actualidad ocupan cerca de 270 millones de hectáreas, y que para el año 2030 se incrementarán a 1.157 millones de hectáreas, está generando un amplio movimiento de protesta a nivel mundial, uniendo a través de World Rainforest Movement (Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales) a comunidades campesinas, indígenas, ecologistas y organizaciones sociales de todo tipo.

    Otras muchas organizaciones, nacionales o internacionales, también piden una clara definición a la ONU de estos dos conceptos, así la Asociación de Biología Tropical y Conservación, (The Association for Tropical Biology & Conservation, ATBC), la mayor organización científica mundial dedicada al estudio, protección y utilización sostenible de los ecosistemas tropicales, ha adoptado una resolución exigiendo a la ONU la modificación de sus definiciones de bosques, por considerarlas confusas y equivocadas.

    España no se libra de estos planes. Si entre 1940 y 1994 se repobló 2,9 millones de hectáreas con pinos y 450.000 hectáreas con eucaliptos, con el actual Plan Forestal Nacional, que termina en el año 2032, se pretende que esta superficie se incremente en 38.000 km2, es decir la superficie de Salamanca, Zamora y casi León juntas.

    El Año Internacional de los Bosques ha de ser un año de trabajo y lucha, de desenmascaramiento y aclaración, con el objeto de cambiar las bases en las que se asienta las grandes corporaciones forestales, de la madera y el papel. Un año en el que hay que dar a conocer lo imprescindible para la vida en el planeta y sus gentes, que son los bosques autóctonos, la importancia de su regeneración natural, y la necesidad de preservarlos y aumentarlos. Para ello es necesario la implicación de la sociedad.

    Esto es todo un reto, que en la medida de nuestras posibilidades, conocimientos y medios trataremos de cumplir.

    ARBA (Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos)

    http://www.arba-s.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s