Actualidad·El Planeta

Los estragos de 4,9 millones de barriles de petróleo en el Golfo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 20 de abril de este año, cuando la plataforma petrolera Deepwater Horizon explotó y el crudo empezó a buscar su espacio en el mar, comenzó lo que ahora se considera el peor derrame petrolero de la historia de Estados Unidos, con un resultado de casi 5 millones de barriles de crudo derramados.

El cierre del pozo, ubicado a 5.490 metros bajo el nivel del mar, es solo el primer paso de las acciones previstas para, en lo posible, remediar esta catástrofe ecológica. El siguiente es analizar los impactos ambientales que ocasionó el derrame de 780 millones de litros de petróleo.

El hecho ha causado que, solo desde el 26 de junio, 135 nidos de tortugas marinas hayan tenido que ser reubicados en las playas de Alabama y Misisipi, y una instalación con las seguridades respectivas en la península de Florida, para evitar ser alcanzados por la mancha de aceite. El grupo de conservación de tortugas FedEx transporta los huevos a más de 804 kilómetros para lograr la mínima vibración y el control de temperatura.

Ante la situación, la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, mantiene en su sitio web reportes sobre el estado del aire, agua, sedimentos y desperdicios del Golfo de México, que han afectado directamente a los estados Alabama, Florida, Luisiana, Misisipí y Texas.

Pero aunque los resultados del monitoreo del aire, con muestras de hasta el 26 de julio, reportan que los niveles contaminantes son bajos, la organización internacional por el medio ambiente World Wild Life (WWF) reporta, con base en las estadísticas de diversas instituciones, que hasta el lunes pasado 1.451 aves se han encontrado muertas visiblemente aceitadas, 14 más se hallaron con rastros de aceite (aún falta verificar si esa es la causa de muerte) y 1.643 fueron rescatadas con vida, pese al petróleo que cubría sus cuerpos.

En cuanto a los efectos para los humanos, EPA informa que en algunas de las zonas afectadas los olores llegan a ocasionar náuseas, dolor de cabeza, de garganta, irritación de ojos, nariz y garganta, y que los niveles de ozono y materia particulada de petróleo (gotas menores a diez milímetros de diámetro que pueden ingresar por la nariz o boca) oscilan entre las categorías “bueno” y “dañino a la salud de grupos sensitivos”.

Respecto del agua, EPA expone que en las costas de Luisiana los niveles de níquel (elemento químico presente en el metal) exceden los estándares de referencia para la vida acuática, con base en muestras recogidas hasta el 18 de julio pasado.

Pero hasta el lunes pasado la WWF reportó 17 tortugas muertas con altas cantidades de aceite en su cuerpo, 404 con rastros de petróleo (falta confirmar la causa de muerte) y 279 afortunadas que salvaron su caparazón al ser encontradas vivas, aunque aceitadas.

El derrame afectó también a los grandes mamíferos que navegan por el Golfo. WWF reporta 9 individuos muertos con rastros visibles de crudo, pero son sometidos a estudios que confirmen la causa. Hasta ahora solo se tiene el resultado de un individuo, muerto por contaminación petrolera; los demás están por confirmarse.

En relación con los sedimentos también se toman medidas. Los científicos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre, Servicio de Parques Nacionales, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y la Comisión de Pesca de la Florida y la de Conservación de la Fauna mantienen un plan de rescate para evitar que las crías de tortugas, al salir de los huevos, se encuentren con el aceite al entrar en el Golfo de México, aunque EPA indica que a lo largo de las costas del Golfo no se presentan compuestos orgánicos relacionados con el petróleo que excedan el punto de referencia de exposición crónica para la vida marina y que los desperdicios no exceden los límites reglamentarios, con base en muestras recogidas hasta el 14 de julio.

Mientras tanto, la última semana de julio, NOAA informó que el 33 % del petróleo derramado ha sido capturado o quemado, el 25% se ha evaporado o disuelto, el 16% se dispersó en forma natural por medio de gotas microscópicas y el 26% restante está dentro o justo debajo de la superficie, como residuo.

Pero la desaparición del petróleo de la superficie marina no garantiza que el aceite haya desaparecido por completo, y el trabajo de EPA recién empieza. Su propósito es buscar las soluciones para estabilizar el ecosistema afectado.

Las operaciones de respuesta y limpieza se realizarán con el financiamiento de British Petroleum (BP), la compañía responsable del derrame.

Otra preocupación se enfoca en los métodos utilizados por BP para controlar la catástrofe. La última semana de julio, el Congreso estadounidense accedió a documentos que indican que el uso de estos químicos pudo haber sido mayor a lo previsto.

“BP a menudo bombardeó el océano con esas sustancias químicas y la Guardia Costera le permitió hacerlo”, lamentó el representante demócrata Edward Markey, presidente del subcomité de Energía y Medio Ambiente, en dicha reunión.

Sin embargo, un estudio encargado de EPA afirma que los dispersantes mezclados con el crudo no son más tóxicos para la vida marina que el petróleo solo y que estos no eran peor que las otras alternativas.

Organización tras organización se suman a una lucha contra el aceite, que no solo ha causado un impacto ambiental a aves y peces, sino también un impacto social en la industria pesquera, que hoy quiere recuperar la confianza de los consumidores. Esto mientras empiezan los primeros cuestionamientos sobre la explotación en aguas profundas.

Fauna afectada:

Especies del Golfo
1.451
Aves, 17 tortugas y 3 mamíferos muertos y visiblemente aceitados.
404
Tortugas, 14 aves y 8 mamíferos muertos y aceitados (por confirmar).
1.643
Aves, 279 tortugas y 1 mamífero vivos, pero aceitados.

Lee también: El impacto del crudo en la vida silvestre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s