Actualidad

Sudáfrica 2010 genera más de 2 millones de CO2

El Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 dejará una huella ecológica ocho veces mayor a la del Mundial Alemania 2006.

La consultora internacional Pöyri realizó en febrero del año pasado, a pedido de los gobiernos de Noruega y Sudáfrica, un estudio para estimar el impacto ambiental del mayor evento futbolístico y buscar soluciones eficientes para contrarrestarlo.

Pero, días antes de que empezara el Mundial, la consultora internacional dijo que sus recomendaciones habían caído en el vacío.

El principal problema identificado es el uso de aviones para el traslado de los equipos y el público a los 64 partidos del campeonato que tienen lugar en nueve ciudades. Se indicó que el Mundial generará 2’700.000 toneladas de dióxido de carbono, el gas con efecto invernadero que más contribuye al calentamiento global.

El transporte internacional representa cerca del 70% de las emisiones y alrededor del 18% surge del traslado entre las ciudades donde se disputan los compromisos, porque a diferencia de Alemania, Sudáfrica no dispone de trenes rápidos y las distancias entre ciudades son mayores. El resto de contaminación se la atribuye mayormente a la energía que utilizan los hoteles.
Aunque las autoridades locales (con ayuda y financiamiento de organismos internacionales y empresas privadas) han logrado implementar una serie de proyectos “verdes”, como el uso de energía proveniente de paneles solares para el funcionamiento de semáforos y anuncios publicitarios del Mundial, un sistema de aire acondicionado para ahorrar energía en los estadios y para optimizar el uso del agua, entre otros, son pocas las emisiones que se compensarán al final del proceso, dicen los investigadores.

Randall Spalding-Fecher, coautor del estudio, dijo: “Aunque estuvo (el gobierno) involucrado en el proceso de comisionar el informe y es su principal beneficiario, no tuvo la capacidad de implementar las recomendaciones”.

También añadió: “En las ciudades anfitrionas se implementaron proyectos ambientales, como la reforestación de áreas sin árboles en Durban o la incorporación de mecanismos para ahorrar energía”, pero “la inversión en proyectos para mitigar el impacto es mínima, en comparación con todo el dinero que se ha invertido”.

Ellos proponen obtener más financiamiento con fines ambientales, por ejemplo, añadir un impuesto a los pasajeros de aviones y trenes.

Fuente: El Universo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s