Actualidad·AlternativasEcologicas·Arquitectura y Diseño·Iniciativas

Se inauguró hotel ecológico por el día del medio ambiente

El primer hotel del mundo construido con más de un millón de residuos inorgánicos recogidos en playas europeas se inauguró hoy en el centro de Roma, con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

Durante más de seis meses, los miembros del proyecto “Corona save the beach” recorrieron Francia, Bélgica, España e Italia recolectando en sus playas miles de objetos que, consciente o inconscientemente, son abandonados diariamente en la arena por los bañistas.

El resultado son 12.000 kilogramos de residuos -el peso equivalente a dos elefantes africanos- con los que, en menos de tres días, se ha construido un hotel de ocho metros de altura, doce metros de ancho y cinco habitaciones, disponibles para alojar a todo aquel que quiera mostrar su compromiso con la limpieza de la costa.

El objetivo del proyecto, ha explicado el director de marketing en Europa del grupo Modelo y responsable de la campaña, Ricardo Mato, es sensibilizar a la opinión pública.

“Buscamos hacer una llamada de atención a la conciencia ciudadana”, ha destacado Mato, para evitar en un futuro los más de 4.000 kilos de basura abandonada cada año en el litoral europeo.

“Este hotel podría ser un ejemplo perfecto de lo que serían nuestras vacaciones en el futuro si no paramos de ensuciar la playa”, ha asegurado.

Bolsas de plástico, viejas tablas de surf, alfombras, lámparas, telas, cuadros, muñecas, bolsos o zapatos son sólo algunos de los objetos que llenan la fachada de este peculiar alojamiento que se ha ubicado frente al Castel SantAngelo, a tan sólo 500 metros del Vaticano.

El padre de la obra es el escultor alemán HA Schult, conocido por sus actividades en el arte de acción y, especialmente, por la realización de obras en las que la basura se convierte en la protagonista.

“Producimos basura, nacemos de la basura y nos convertiremos en basura”, es uno de los eslóganes más conocidos de este artista que ha asegurado, durante una entrevista a Efe, que la misión de su trabajo es sólo “mostrar” lo que ocurre a la sociedad y que es ésta la que “debe cambiar”.

Schult ha defendido la necesidad de una reacción “urgente” por parte de la sociedad porque “tenemos que cambiar el mundo antes de que el mundo nos cambie a nosotros”.

La madrina del evento ha sido la modelo danesa Helena Christensen quien, además de participar en la presentación del proyecto, ha sido la primera huésped del hotel y ha pasado la noche en una de sus habitaciones.

“La sociedad tiene poder para actuar de forma positiva o negativa en el mundo- ha señalado Christensen- y lo positivo de este poder es que aún podemos ser una parte activa y provocar un cambio”.

La modelo, quien ha afirmado que la estancia en este hotel ha sido cómoda pese a no tener agua corriente ni luz, se ha preguntado sorprendida “por qué, si no tiramos basura en nuestro jardín, sí lo hacemos en la playa”.

En este sentido, el director ejecutivo de la Fundación para la Educación sobre el Medio Ambiente, Finn Bolding, ha reclamado que “ya es hora de devolver a la costa algo de lo que ella nos ha dado desde hace mucho tiempo”.

Bolding, que representa a la institución encargada de la concesión de las famosas “banderas azules” a aquellas playas cuyas condiciones cumplen con estrictos cánones de limpieza, preservación y concienciación ambiental de la población, ha valorado la situación del litoral español.

“España es el país en el que existe un mayor número de banderas azules- ha dicho- y esto demuestra que el cuidado de las playas es un reto importante para la sociedad que crece día a día”, ha señalado Bolding.

Uno de los compromisos de la campaña “Corona save the beach”, que comenzó en 2008, es recuperar cada año una playa “en peligro” del litoral europeo.

El lugar que será objeto de una limpieza “exhaustiva” es elegido por votación popular a través de la página web del proyecto www. coronasavethebeach.org.

El pasado año, los participantes eligieron una playa cerca de la capital italiana, Capocotta, a tan sólo veinte kilómetros del lugar en el que se ha situado el hotel.

Hace treinta años, un grupo de científicos y políticos se reunió en la “Ciudad eterna” para discutir, por primera vez, los cambios que estaban ocurriendo en el planeta como consecuencia de las acciones humanas.

Se constituyó así el denominado Club de Roma, el primer organismo que expuso a los medios de comunicación, y a la sociedad, los problemas del medio ambiente.

Con la construcción de este alojamiento alternativo sus creadores buscan recordar también esta iniciativa innovadora y esperan haber abierto, con su puesta en marcha, un “nuevo camino” en el compromiso con la conservación y la limpieza de las playas.

Fuente: El Universo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s