Actualidad·El Planeta

Incendios forestales, nueva amenaza de deforestación

La tasa de deforestación en la Amazonía brasileña ha disminuido recientemente pero el incremento de los incendios forestales podría contrarrestar los beneficios de un menor ritmo de talas, según un artículo que publica hoy la revista Science.

El estudio lo realizaron Luiz E.O.C. Aragao, de la Universidad de Exeter en el Reino Unido, y Yosio E. Shimabukuro, del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, en Sao Paulo, quienes usaron imágenes tomadas desde satélites para observar la jungla amazónica brasileña desde 1998 a 2007.

“La reducción de las emisiones procedentes de la deforestación y la degradación puede limitar las emisiones de carbono, pero poco se conocen las consecuencias de los fuegos“, señala el artículo.

“El análisis de datos recogidos por satélites sobre la deforestación y los incendios en la Amazonía brasileña indican que la ocurrencia de fuegos ha crecido en el 59 por ciento de la región que ha experimentado menores tasas de deforestación“, añadieron los investigadores.

La reducción de las emisiones procedentes de la deforestación y la degradación es un mecanismo de alta prioridad para mitigar el cambio climático, explicaron los científicos, pero la eficacia de este mecanismo “depende de la estabilización de la deforestación y la degradación en la mayor jungla tropical del mundo, la Amazonía”.

La tala y desbrozo de jungla y la conversión de esas áreas en tierras de cultivos o desarrollo vial o urbano causó en 2000 la pérdida de unos 18.230 kilómetros cuadrados de forestación, según el Instituto Nacional de Investigación Espacial brasileño.

Hacia 2004 la pérdida anual de áreas forestales llegaba a más de 27.000 kilómetros cuadrados, pero desde entonces el ritmo de deforestación ha ido disminuyendo y en 2009 se calcula una pérdida de poco más de 7.400 kilómetros cuadrados.

Los investigadores señalaron que esta pérdida de forestación resulta en la emisión a la atmósfera del 24 por ciento de todas las emisiones mundiales de carbono procedentes del cambio en la cubierta forestal de la tierra.

Pero los beneficios logrados con una disminución del ritmo de deforestación pueden haber sido anulados por las emanaciones que proceden de los incendios cada vez más frecuentes en la amazonía brasileña, señalaron.

Los esfuerzos para reducir la deforestación y la degradación de los suelos, que incluyen incentivos financieros, podrían fallar en sus metas a menos que las poblaciones que habitan en la Amazonía adopten una política organizada para lidiar con los incendios, sostuvieron Aragao y Shimabukuro.

Los investigadores sugirieron que la introducción de la agricultura moderna, en lugar de las tradicionales técnicas de quema y tala, podrían disminuir el número de incendios en la Amazonía brasileña, lo cual contribuiría a reducir las emisiones de dióxido de carbono a nivel mundial.

Fuente: El Universo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s