Tragedia ecológica es más palpable

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La marea negra proveniente del derrame de petróleo en el Golfo de México tras la explosión de una plataforma marina de la British Petroleum (BP) , destruyó ayer unos 40 km de pantanos en las costas de Luisiana, informó Billy Nungesser, presidente del condado de Plaquemines, el más afectado.

“Todo ha muerto. No hay más vida en este pantano. No se podrá limpiar”, dijo Nungesser al canal Msnbc.

Según expertos, los pantanos de Luisiana, santuario de un ecosistema frágil, corren el riesgo de ser destruidos durante décadas. El gobernador, Bobby Jindal, resaltó que es apenas el borde exterior del derrame y que “se trata del petróleo pesado que todo el mundo temía”, y no la capa aceitosa que se había visto hasta ahora. Seguir leyendo Tragedia ecológica es más palpable

Anuncios