EcoTurismo

NAPO, PARAJE ALFOMBRADO POR LA SELVA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La provincia tiene un ecosistema lleno de ríos, cavernas, cascadas y montañas.

La niebla espesa y los frondosos árboles de la selva dan la bienvenida en las primeras horas de la mañana a los visitantes de la Amazonía.
Un viento tenue envuelve  las montañas de la cordillera oriental de Los Andes, donde habitan, entre otros animales salvajes,  el oso de anteojos, el tapir, y monos como el  peco. 

Para quienes viajan en avión hasta el corazón de esta tierra, la aventura empieza en Coca (Orellana), donde está ubicado el aeropuerto. Y luego viene Tena, la capital de Napo que, junto a Archidona, el Chaco, Quijos y Carlos Julio Arosemena Tola, pertenecen a la provincia amazónica. 

Mariposa en Archidona

El viaje que desde Coca hacia Tena dura tres horas,  por una carretera asfaltada llena de curvas, muestra en sus dos flancos un  suelo arcilloso de contextura delgada  con mucho residuo de hierro. Las casas de madera predominan en el camino, las de hormigón en las urbes; y las chozas en las comunidades.

En el paso por Loreto se empieza a sentir la humedad del clima tropical que llega a temperaturas de 26 grados. Mayo y junio son los meses de mayor lluvia.

Los ríos dan paso a una constante de puentes que muestran aguas cristalinas con importantes cascadas. Todos los afluentes se dirigen hacia el Napo, antes de que tomen la recta final hacia el caudaloso Amazonas.

Treinta minutos antes de llegar a Tena se encuentra Archidona: ríos, cavernas, cascadas y montañas, forman parte de su entorno.

Caverna de Jumandi

Cuentan los nativos que las cavernas de Jumandi toman el nombre de un combatiente de la resistencia indígena que se enfrentó a los españoles. Este fue uno de los escondites preferidos por ellos, por estar ubicados en un sector rodeado de árboles que no permiten la visibilidad.

Cuentan los indígenas que cuando los españoles se repartieron las tierras que fundaron, estos  escondieron a sus esposas e hijos en el sector, antes de luchar contra ellos.  

César Grefa, guía nativo, recomienda que para ingresar, en muchas de sus fases, se lleve   botas de caucho, ropa  impermeable, linterna para agua, casco, arnés y alimentos rápidos.

En uno de sus tramos, la exploración dura una hora, pero hay otras rutas subterráneas de varios  kilómetros que  requieren de hasta 12 horas para salir a la superficie. En el límite subterráneo de las cuevas el aire es escaso.

Es más, otro de los consejos que da Grefa es que no ingresen las personas que tienen problemas respiratorios, del corazón o claustrofobia.
Pero Grefa, que ha ingresado muchísimas  veces, indica que se conoce de memoria  las misteriosas cavernas, en cuyo interior  los murciélagos han hecho  sus casas.

Las cuevas están inundadas por corrientes de agua subterránea fría -donde existen peces-  y sus paredes y tumbados petrificados por millones de años han dado paso a la formación de  estalagmitas y estalactitas.

Las estalagmitas son depósito de minerales formados en el piso a través de millones de años, al igual que las estalactitas; pero estas últimas están ubicadas en el tumbado de las cavernas.

En el interior existe una laguna de cuatro metros de profundidad. “Pero esta tiene más de 15 metros; fue sagrada para mis antepasados cuando realizaban sus rituales”, explica Grefa, al referirse a uno de los numerosos lugares sagrados para los indígenas.

El guía asegura que en las cascadas del interior bautizaban a los niños y en otras purificaban a los adultos.En algunos pasajes, las cavernas tienen una dimensión  de 4 a 7 metros de ancho y alto, pero en otros pasadizos no pasan de 40 centímetros de ancho por 2 de alto.  Esto  complica el paso.

A la salida, después de una hora de recorrido, se presenta la abundante vegetación que, al igual que la entrada, esconde el  lugar.

De regreso a Archidona, la gastronomía es variada.

Este  cantón se encuentra enclavado en la selva amazónica y es un buen lugar para saciar el hambre después de un día de recorrido por las cavernas.
 Su especialidad es el maito de tilapia, la gallina criolla y el bocachico.

Al llegar a Tena, capital de Napo, existen más de 20 hoteles, hosterías, restaurantes y otros servicios que el turista requiere, como el transporte ejecutivo y lavanderías. 

El atractivo de Tena, antes de que el invierno destruyera vastas zonas de la ciudad, era la Isla Parque Amazónico, ubicada en la confluencia de los ríos Pano y Tena, a pocos metros del centro de la urbe.

Antes del desastre, en el Parque, cuyos dos puentes de acceso al lugar se llevó la crecida de los ríos, habían monos, avestruces, boas, tapires, entre otros animales salvajes que murieron; otros lograron escapar. 

 “Pero pronto se lo reconstruirá y quedará bien bonito”, asegura el alcalde de Tena, Washington Varela, tras invitar a los extranjeros y nacionales a visitar su cantón.  

Rio Napo

Pero otro de los destinos de la provincia es la parroquia Puerto Misahuallí, ubicada a una hora de Tena, al pie del río Napo.

En el centro de la población, que vive del turismo, está situado el Parque de Los Monos peco.

Durante el día los primates permanecen en el parque y en la noche acuden a las casas de los moradores cercanos, quienes están acostumbrados a su  presencia.

Cuando llegan los turistas, los monos  “les dan la bienvenida” y   sin  ningún temor se les acercan para tomar lo que les atrae de ellos.

“Las gorras y sombreros son sus preferidos”, precisa María Tapuy, una de las habitantes de Puerto Misahuallí que siempre ve  correr a los turistas detrás de  algún primate, después de que estos les quitaran algún objeto.

Unos metros más abajo se encuentra un balneario de arena blanca y blanda.  

La playa está decorada por miles de árboles.

En lo que respecta a la fauna existen  muchas especies de aves como la  catarnica,  tangara, pava negra, viviña y guajalito; mamíferos como el puma, guanta, mono machin, tapir, oso hormiguero; y peces como el carachama, tilapia y bocachico.

Dominique Stanford, de 24 años, llegó desde Canadá atraída por la belleza de Puerto Misahuallí. Dice que su carrera de filosofía le estresa y que por ello viajó hasta Napo pues quería  salir del ruido citadino.

“Este lugar es perfecto para pensar, es tranquilo y sólo se escucha el ruido de animales, como el mono que aúlla en las noches”, anota esta extranjera, hospedada en una de las hosterías asentadas en el sector.  

 Tapuy recomienda tomar  uno de los tours que ofrecen en la zona para conocer las bondades de la selva.

“Claro, se debe adentrar en la selva para observar  algunos de los mejores sectores; otros son peligrosos”, agrega la indígena. 

Cabe indicar que en este lugar se puede apreciar una gran variedad de mariposas.

Su territorio concentra mucha diversidad.     

La casa que habita Tapuy está construida con pilares de chonta, techo de paja y paredes de caña guadúa. El piso es de tierra de más o menos un solo ambiente, relativamente amplio, dependiendo del número de la familia. 

Los indígenas de Napo usan un pequeño poncho de lienzo llamado “chusma”, que solo cubre  el pecho y espalda.

El pantalón o “curu balón” es  corto, confeccionado con la misma clase de tela de la  “chusma”.   

Las mujeres utilizan una “pacha”, vestido de una sola pieza de color azul, el  cual envuelven en su cuerpo.

Los indígenas son bastante vanidosos: los hombres se pintan la cara y las mujeres adornan sus cuellos con llamativos “hualcamuyos”.

 

Patricio Vega Luzuriaga.

Anuncios

2 comentarios sobre “NAPO, PARAJE ALFOMBRADO POR LA SELVA

  1. Dios qué hermozo es mí país, su amazonia por favor ayudennos a cuidar nuestras riquezas, ya que algunitos no saben apreciar lo que tenemos y no hacen más que contaminar y
    destruir.

  2. hola esta muy lindo tu comentario acerca de las cavernas de jumandy, sabe es super interesante esa cuevas, ojala q esa maravilla se conserve pra siempre……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s